¡Ya basta de violencia en el futbol!

Las autoridades conocen a los que partido a partido causan los actos de violencia, es más lo anuncian en las redes sociales.

Las autoridades conocen a los que partido a partido causan los actos de violencia, es más lo anuncian en las redes sociales.

Foto: MEXSPORT/Archivo
PUBLICADO: EST Mar 1, 2013 7:00 am EST

He tenido el privilegio de haber estado en casi todos los estadios del futbol mexicano y lamentablemente me ha tocado ser testigo de actos violentos.

Nunca olvidaré el día en que, durante el torneo Apertura 2010, por primera vez visité el Estadio Azul, en México DF. Luego de haber comprado los boletos, mi esposa, mis suegros y yo nos dirigimos a nuestra puerta cuando de repente unos 10 'chavos' llegaron corriendo como si los viniera persiguiendo el mismo diablo. Y de alguna manera así era. Con sus almas contaminadas de odio, coraje, rabia, maldad y cinismo unos 30 seguidores del Cruz Azul perseguían con bates, palos y piedras a esos 10 aficionados del San Luis. En el espacio que separa la Plaza de Toros del Estadio Azul los fanáticos del Cruz Azul, enfrente de unos 10 policías, golpearon brutalmente a los del San Luis. Los oficiales no metieron las manos, permitieron que los agredieran hasta dejar a varios de ellos descalabrados.

Ingresamos a ver el partido con temor en el cuerpo. Hasta llegué a sentirme irresponsable por haber metido a mis suegros y esposa al estadio. Pero quería ver el Estadio Azul en persona, sentir a su gente, ver un partido del deporte más bello del mundo, observar cómo la tarde se convertía en noche en la capital mexicana sentado en las tribunas del azul. Y es que soy un aficionado, no lo puedo negar.

Debí haberme ido porque lo que miré al final me dejó con un coraje que me engarruñó el estómago. Los 'hooligans' que golpearon a los aficionados del San Luis venían por los túneles celebrando el triunfo de su equipo. ¿Cómo fue posible que esos criminales se metieran al estadio?

Lamentablemente, como ellos muchos otros más se meten a todos los estadios. Lo impresionante es que estos 'brutos' son muy fáciles de detectar, son como cucarachas en un arroz blanco y por eso se me hace incompresible que las directivas y las autoridades no los retiren de los estadios definitivamente.

Una persona que atenta contra la vida de otra en las instalaciones de un estadio no merece nunca volver a pisar un estadio en su vida.

Es tiempo de acabar con esto. Las autoridades conocen a los que partido a partido causan los actos de violencia, es más lo anuncian en las redes sociales lo anuncian. Es tiempo de detectarlos y desactivarlos.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Close Ad