Calderón se va a Harvard

Felipe Calderón, quien culmina su sexenio con miles de víctimas del narcotráfico, se prepara para partir a Harvard.  Foto María A. Mejía/El Mensajero

Felipe Calderón, quien culmina su sexenio con miles de víctimas del narcotráfico, se prepara para partir a Harvard. Foto María A. Mejía/El Mensajero

PUBLICADO: EST Dec 2, 2012 12:01 am EST
MÉXICO.— La presidencia de la República informó que el presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, aceptó la invitación que le hizo la Universidad de Harvard en los Estados Unidos para participar académicamente en la Escuela de Gobierno John F. Kennedy durante 2013.

En un comunicado explican que con ello el ejecutivo federal se convertirá en el primer participante invitado al programa Angelopoulos de Líderes Públicos Globales en la Escuela de Gobierno John F. Kennedy de la Universidad de Harvard.

Programa que tiene el propósito de albergar a líderes globales y brindarles un espacio académico donde puedan dictar conferencias, interactuar con futuros líderes globales, académicos e investigadores, así como reflexionar sobre sus experiencias, a fin de extraer lecciones de utilidad para otros líderes.

Agregó que Calderón será parte de la comunidad académica de la Universidad de Harvard, colaborará con diversos catedráticos, investigadores y estudiantes, dictará conferencias y colaborará con el Programa de Estudios de Caso, de la Escuela de Gobierno.

Asimismo, refirió que el programa Angelopoulos de Líderes Públicos Globales fue creado con el respaldo de la distinguida servidora pública griega Gianna Angelopoulos, quien es miembro de la Iniciativa Global Clinton y Vicepresidenta del Consejo del Decano de la Escuela de Gobierno John F. Kennedy.

Su despedida

Felipe Calderón, quien entrega la Presidencia el 1 de diciembre, promulgó una "importante" reforma laboral que, dijo, impulsa la competitividad y la productividad, al tiempo que fortalece los derechos de los trabajadores y la transparencia sindical.

En un acto celebrado en la residencia presidencial de Los Pinos, Calderón, del conservador Partido Acción Nacional (PAN), aseguró que esta reforma, aprobada por los legisladores mexicanos tras un intenso debate, introduce más de 300 cambios a la Ley Federal del Trabajo, que data de 1970.

La reforma introduce nuevas modalidades de contratación "sin mermar las prestaciones laborales", como el pago por hora, trabajo por temporada y periodos de prueba, regula la subcontratación del empleo y endurece las multas a las empresas que incumplan sus obligaciones.

También incorpora medidas para agilizar la impartición de justicia en el caso de conflictos laborales y "da pasos significativos para abrir las organizaciones sindicales al escrutinio público", uno de los puntos que generó mayor controversia.

Estas modificaciones generaron el rechazo de poderosos sindicatos, algunos de ellos muy próximos al PRI, colectividad a la que pertenece el presidente electo de México, Enrique Peña Nieto, quien asume el poder este 1 de diciembre.

La izquierda mexicana criticó con dureza la iniciativa, pues despoja de garantías y derechos sociales a los trabajadores, y no garantiza la estabilidad en el empleo ni la generación de nuevos puestos de trabajo.

La propuesta de Calderón primero fue debatida por los diputados, luego le tocó el turno al Senado y, después de una segunda ronda en ambas cámaras.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS