Mujeres: Vayan Adelante

En la versión en español del libro de Sheryl Sandberg, Michelle Bachelet escribe el prólogo.  Foto Suministrada

En la versión en español del libro de Sheryl Sandberg, Michelle Bachelet escribe el prólogo. Foto Suministrada

PUBLICADO: EST Aug 25, 2013 12:01 am EST

"Si quieres llegar a todos, tienes que llegar a todos", dice Sheryl Sandberg, directora de operaciones de Facebook. La autora de Lean In: Women, Work and the Will to Lead, quien se crio en Miami y vive en Menlo Park, California, dice que está muy familiarizada con la importancia de la comunidad hispana, cuya influencia aumenta cada vez más.

"En verdad no puedes hacer algo en Estados Unidos sin entender que la población hispana es una de las grandes claves", dice. "Por eso es que en Lean In, hicimos lo que pudimos para involucrar a todas las comunidades que se pudo".

Hace unos días, Vintage Español, una división de Random House, lanzó la versión en español de su libro. Se llama Vayamos adelante: las mujeres, el trabajo y la voluntad de liderar, y el prólogo fue escrito por Michelle Bachelet, ex presidenta de Chile. El libro se lanza como parte de un esfuerzo mundial de alcance y un intento de llegar a más comunidades a nivel nacional.

Desde que se lanzó en marzo, Lean In se ha convertido en un fenómeno editorial. El libro no solamente ha vendido más de 700,000 copias, sino que también ha inspirado una conversación nacional sobre las mujeres en el trabajo; una organización sin ánimo de lucro; "círculos" Lean In, los cuales son grupos pequeños en la vida real que se reúnen todos los meses; y un movimiento de redes sociales (en dónde más, en Facebook).

De hecho, las palabras "lean in" (vayamos adelante) se han convertido en sinónimo de seguir adelante y concentrarse en el progreso sin importar cuál sea la meta, ya sea profesional u otra. Han surgido anécdotas de seguir adelante en los matrimonios, la crianza de los hijos, la educación y más.

A pesar de esto, al libro que llegó a la cima de las listas de superventas de periódicos como The New York Times, Los Angeles Times y otros, y se ganó admiradores en todo el planeta (incluso antes de ser lanzado en español), no le faltan críticos. Algunos sintieron que el libro no incluía o representaba las experiencias de las mujeres de color o de orígenes diversos.

Admiradores latinos

Sin embargo, el libro y sus círculos de redes sociales tienen muchos admiradores latinos. Líderes latinos como Emilio Estefan y Lisa García Quiroz, directora de diversidad de Time Warner, han compartido sus anécdotas en LeanIn.org. Organizaciones como el Consejo Nacional de la Raza y el Instituto del Caucus Hispano del Congreso se han unido a Lean In para "apoyar el desarrollo de líderes latinas", según el sitio web del caucus.

En términos de su presencia en el mundo empresarial estadounidense, las líderes latinas están poco representadas. De acuerdo con la Cámara de Comercio Hispana de EE.UU., las latinas sólo ocupan el 1% de los puestos en juntas directivas en empresas de la lista Fortune 500, y menos del 10% de estas empresas tienen latinas en sus juntas.

"El asunto de modelos de conducta es de verdadera importancia", dice Sandberg. "Soy una gran admiradora de Sonia Sotomayor. Su libro fue muy importante, al dar un vistazo muy personal de lo que es ser latina y líder latina. Pienso que necesitamos más ejemplos, sin duda. Y no debemos detenernos hasta que lleguemos".

Como la mayoría de las mujeres, en su camino al liderazgo, las latinas enfrentan retos en el ambiente laboral a diario. El libro de Sandberg está salpicado de situaciones en el trabajo en las cuales las mujeres llevan las de perder en los prejuicios de género. Tanto hombres como mujeres, dice ella, tienen expectativas de las mujeres basadas en el género. Se espera que ellas sean amables y se centren en la comunidad. Pero cuando las mujeres no se avienen a las expectativas, se las puede llamar agresivas, poco agradables y hasta personas con quienes es difícil trabajar. Además de los prejuicios de género, puede que las latinas también tengan que enfrentar prejuicios raciales en la oficina.

"De eso es de lo que trata el libro", dice Sandberg. "Es sobre las barreras culturales que enfrentan las mujeres, y tanto ayudar a otras personas a entenderlas como superarlas. Pero también cómo ayudarnos a nosotras mismas a entenderlas y superarlas [...] Y un paso que es completamente necesario para corregir los estereotipos y los prejuicios culturales es traerlos a flote en primer lugar".

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Close Ad