César Juárez siembra justicia y vegetales en San José

El joven activista de San José lucha por la reforma migratoria y cultiva sus propias verduras en casa

Juárez es un activista de San José que lucha por alcanzar la reforma migratoria.

Juárez es un activista de San José que lucha por alcanzar la reforma migratoria.

Foto: Raúl Ayrala/El Mensajero
PUBLICADO: EST Feb 21, 2013 8:55 pm EST

SAN JOSÉ.— "Como inmigrante, supe del trabajo duro de los campesinos. Y como mexicano, quise conectar con mis raíces indígenas". Lo dice César Juárez, mexicano, estadounidense, activista estudiantil, laboral, de inmigración... y jardinero, para explicar su hobby y pasión.

Vive en San José con sus padres, que lo trajeron a este país a los siete años desde Tlalnepantla, Estado de México. "Como nací en el centro [de la república] tengo sangre indígena. En una clase de la universidad sobre cultura mexica aprendí que el maíz y la calabaza eran los productos más importantes para [la subsistencia de] mis antepasados.

También en el college fuimos una vez a conocer el trabajo de los campesinos en Watsonville, los piscadores de fresa, sus historias, cómo crece la comida, las frutas... trabajo duro".

Esa clase y ese viaje de estudios le pegaron fuerte. Y lo dejaron pensando: a los veinte años, César se puso a buscar casa con su mamá, con la única condición que tuviera una "yarda", un patio donde empezar una huerta. "Mi mamá me decía que era una idea loca", se ríe, "pero en el primer año, plantamos maíz, calabaza, chiles y jitomates, y lo que dio fue suficiente para que por dos meses no tuviéramos que comprar [esos vegetales] en la tienda".

Cómo ahorrar, sembrando

César gasta "entre 70 y 100 dólares" cuando llega la primavera para preparar la huerta familiar. Compra semillas, plantas pequeñas, además de tierra y fertilizantes orgánicos "y esos sí están caros". El otro gasto de importancia es el agua, unos 20 dólares al mes según él.

En su jardín planta calabazas, tomatillos, chiles jalapeños, serranos, poblanos y "de campana" (bell peppers, o sea pimiento morrón o chile morrón), maíz, epazote, hierbas aromáticas, jitomate o tomate a secas. En los últimos años sembró cebollas, y afirma que la cosecha rindió como para dos meses.

El cálculo final: "Creo que en cuatro o cinco meses mi familia se ha ahorrado entre cuatrocientos y quinientos dólares". En casa de César son tres adultos, más una perra y un perico. Las mascotas también comen productos de la huerta, aclara.

Para empezar, chile y calabaza

Lo más fácil de mantener es el chile, nos dice César, porque los caracoles o los babosos (babosas) —que abundan en verano— no se lo comen.

A las calabazas o zapallos no hay que dedicarles demasiada atención, pero lo que necesita este cultivo es mucho espacio (puede crecer a lo largo hasta cinco pies, o un metro y medio) y agua: una o dos veces por día si hace mucho calor, y cada dos días si el tiempo es menos caluroso.

Este último consejo se aplica no sólo para las calabazas, sino para todos los cultivos. Sin agua, no hay éxito.

La otra pata: el sol. La gran mayoría de lo que se planta en la huerta exige sol directo. Si no se dispone de un lugar iluminado por el sol al menos seis horas cada día, hay que averiguar bien qué vegetales "aguantan" menos horas de luz solar directa (algunas lechugas por ejemplo).

Los vegetales se deben sembrar cuando ya haya pasado el riesgo de heladas, no antes.

El activista recomienda para el jardinero no experto, usar plantas ya germinadas (llamadas en algunos países plantines o plántulas) en cambio de semillas.

Jardineros de balcón

César dice que los chiles, los tomatillos, las hierbas olorosas y hasta los tomates o jitomates pueden crecer bien si se plantan en macetas. No así el maíz u otras plantas que desarrollan raíces profundas.

Recursos: en persona y en internet

En las tiendas de jardinería (Home Depot, Orchard Supply, etc.) hay gente a la que se puede consultar gratis sobre los requerimientos y el cuidado de cada vegetal en particular.

El Sagrado Corazón de San José tiene un servicio gratuito llamado La mesa verde, para gente de bajos ingresos o desempleada. Enseñan cómo crear una huerta orgánica en la propia casa. Consulte sacredheartcs.org (busque Programs: La mesa verde) o llame al 408 - 278 - 2160 para anotarse.

La Asociación Nacional de Retirados y Pensionados (AARP) cuenta con una página en español que detalla los pasos para crear una huerta orgánica en casa: aarp.org, búsquelo en  español.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS