Desempleados en riesgo de perder su cheque en California

Miles de desempleados de California dejarán de recibir desde hoy el cheque de desempleo extendido si el Congreso no logra un acuerdo para evitar el precipicio fiscal

Miles de personas dejarán de recibir su cheque de desempleo.

Miles de personas dejarán de recibir su cheque de desempleo.

Foto: AP
PUBLICADO: EST Dec 29, 2012 12:01 am EST

Unos 400,000 californianos, de los cuales 85,000 viven en Los Ángeles, dejarán de recibir desde hoy el cheque de desempleo extendido si el Congreso no logra un acuerdo para evitar el precipicio fiscal.

A horas de vencer el plazo, el Departamento de Empleo de California (EDD) continuaba notificando a los desocupados que obtienen este beneficio; la mitad de los avisos se enviaron al Sur de California. Si la medida se aplica, quedaría fuera el 43% de todos los favorecidos por el programa en el estado.

A decir de expertos, este recorte federal resultaría en un duro impacto a la economía en general y abre la puerta a una segunda recesión, aunque menos profunda y prolongada que la registrada en 2009, derivada de los incrementos tributarios y los recortes de gastos que se aplicarían automáticamente desde el 1 de enero de 2013.

"Ya se está diciendo que entraremos a otra recesión, porque no se solucionará el precipicio fiscal", dijo Emanuel Pleitez, un economista que integró el equipo de transición del presidente Barack Obama.

Con una tasa de desempleo del 10.3%, según cifras oficiales, el condado de Los Ángeles sería una de las jurisdicciones más golpeadas por la cancelación de los cheques de desempleo. Pleitez pronostica que este nivel podría subir otra vez al 12% o 13%, cuando un consumo reducido afecte a los negocios.

"Debido a que estas personas viven al día, serían puestos al límite económico, porque necesitan este beneficio para comprar alimentos y pagar el alquiler de su vivienda", señala Alec Levenson, experto en mercado laboral y catedrático de la Universidad del Sur de California (UCS).

"Esto representa un riesgo significativo a nuestra recuperación económica, porque la gente que obtiene el beneficio por desempleo tiende a gastar todo lo que recibe", agregó.

Si hubiera que ubicar una región en peligro por el precipicio fiscal, sin duda se pintaría de rojo todo el Sur de California. Aquí habitan más de 181,000 beneficiarios del seguro de desempleo extendido. El condado de Los Ángeles es hogar de 85,000 de ellos; San Diego de 29,000; Riverside de 23,165; Orange de 23,000; y San Bernardino de 21,000.

A nivel nacional, más de dos millones de personas están en riesgo de perder quizás su único ingreso. Si esto pasa, anticipan analistas, los meses de enero y febrero recibirían el batazo más fuerte.

"Si no llega ese cheque, los que apenas pagan la renta ya no lo podrán hacer, no van a comprar ropa, ni artículos para su casa, ni a reparar su coche, ni irán a restaurantes, ni comprarán regalos", dijo Pleitez. "A todos los negocios les dolerá", continuó.

Típicamente, el seguro de desempleo se otorga con un límite de 26 semanas en California, sin embargo, el gobierno federal decidió extenderlo por otras 73 semanas, ante el rezago financiero del estado. Ello amplió la ayuda hasta por 99 semanas o casi dos años, significando un desembolso de 40,000 millones de dólares durante los últimos cuatro años y medio.

Funcionarios de EDD indicaron que incluso si una persona no utilizó el beneficio máximo permitido, la extensión federal será cortada. Expertos consultados creen que no hay vuelta de hoja porque ni los congresistas, ni el presidente, tienen otra opción a la mano que esperar los cambios automáticos.

"Los cortes a este beneficio pueden tener efectos devastadores en muchos desempleados de larga duración en California", advirtió Pam Harris, directora de EDD.

Aunque se trata de una medida impopular, Levenson considera que, en parte, es la necesaria para salir del atolladero financiero, en lugar de seguir cayendo al vacío. "Necesitamos que los impuestos suban y que los gastos se reduzcan, pero la gente cree que se pueden lograr soluciones por las cuales todo mundo esté contento para evitar estos cambios automáticos", comentó el economista.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Close Ad