Juez ordena juicio a exlíder sindical Elba Esther Gordillo

Al dictar el “auto de formal prisión”, el Juez avaló los argumentos de la fiscalía general, que acusa a Gordillo de beneficiarse de una triangulación financiera para desviar fondos procedentes de las cuotas sindicales por un monto superior a 2,000 millones de pesos ($157 millones)

Tras las rejas se le provee asistencia de salud a Elba Esther Gordillo, de 68 años, ya que “presenta padecimientos crónicos de hígado, hipertensión y renales”.

Tras las rejas se le provee asistencia de salud a Elba Esther Gordillo, de 68 años, ya que “presenta padecimientos crónicos de hígado, hipertensión y renales”.

Foto: AP / Juzgado Sexto de Distrito en Procesos Penales Federales
PUBLICADO: EST Mar 5, 2013 6:40 am EST

México, 4 mar - El juez mexicano Alejandro Caballero ordenó ayer el inicio de un juicio penal contra la exlíder sindical Elba Esther Gordillo, acusada de delincuencia organizada y de operaciones financieras irregulares destinadas a sufragar sus gastos personales, informaron fuentes judiciales.

Al dictar el “auto de formal prisión”, el Juez avaló los argumentos de la fiscalía general, que acusa a Gordillo de beneficiarse de una triangulación financiera para desviar fondos procedentes de las cuotas sindicales por un monto superior a 2,000 millones de pesos ($157 millones).

Caballero, titular del Juzgado Sexto de Distrito de Procesos Penales Federales, desestimó, asimismo, los alegatos de la defensa que aseguraban que los documentos aportados por la Secretaría de Hacienda para sustentar los cargos carecen de validez oficial al no estar certificados por las instituciones bancarias que realizaron las operaciones.

La expresidenta del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), de 68 años, fue detenida el pasado 26 de febrero junto a otras tres personas de su entorno que supuestamente participaron en la red para desviar los fondos sindicales.

Al considerarse graves los delitos que se imputan, los acusados no pueden beneficiarse de la libertad bajo fianza.

La resolución de Caballero considera a Gordillo, Isaías Gallardo, José Manuel Díaz y Nora Guadalupe Ugarte “probables responsables de la comisión de los delitos de violación a la Ley Federal Contra la Delincuencia Organizada y Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita”.

De acuerdo con el juez, “los elementos valorados son suficientes, hasta este momento procesal, para acreditar que la organización delictiva a la que pertenecen (los acusados), en el periodo comprendido de 2009 a 2012, presuntamente transfirió dinero de diversas cuentas bancarias a nombre del SNTE a cuentas propias”.

“Una vez realizados los depósitos respectivos, dichos inculpados procedían nuevamente a transferir el numerario a otras para que al final llegaran a cuentas de Elba Esther Gordillo”, precisó.

La detención de Gordillo se produjo un día después de que el presidente de México, Enrique Peña Nieto, promulgase una reforma educativa a la que el SNTE se opone bajo el argumento de que amenaza la estabilidad laboral de los trabajadores docentes.

La reforma restaura la rectoría del Estado en materia educativa y merma el control que sobre el sector mantiene la agrupación sindical, que asigna las plazas docentes en función de criterios discrecionales y no por méritos profesionales.

Gordillo fue trasladada el 1 de marzo desde el penal de Santa Martha Acatitla, donde se encuentra el Juzgado Sexto, a la cárcel de mujeres de Tepepan, en el sur de Ciudad de México.

El Gobierno de Ciudad de México explicó que la acusada fue llevada a Tepepan porque “el anexo de ese penal cuenta con mayor infraestructura médica para ser atendida en caso de emergencia”, ya que “presenta padecimientos crónicos de hígado, hipertensión y renales”.

A raíz de su detención, Gordillo fue sustituida en la presidencia del SNTE, posición que ocupaba desde 1989, por el secretario general de la agrupación, Juan Díaz de la Torre.

Gordillo fue clave en los arreglos políticos que ha habido en México en los últimos años por el peso que representaba el sindicato de los maestros públicos y la trayectoria de la exdirigente sindical.

En el 2006 fue expulsada del Partido Revolucionario Institucional (PRI), al que pertenece Peña Nieto, por apoyar la creación de Nueva Alianza (Panal), un partido que en 2012 buscó sin éxito unirse a la candidatura del hoy presidente de México.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS

Close Ad