Mazda y Fiat, 'la unión hace la fuerza'

Sólo es cuestión de meses para que Mazda y Fiat se unan, aunque por el momento sólo existe un acuerdo para fabricar el MX-5, la base para el Alfa Romero Spider

Mazda tiene como proyecto en Europa fabricar el Mazda 2

Mazda tiene como proyecto en Europa fabricar el Mazda 2

Foto: Archivo / AP
PUBLICADO: EST Mar 3, 2013 11:45 am EST

Como dice la frase, “la unión hace la fuerza” y en este caso Mazda y Fiat son excelentes trabajando juntos, sólo es cuestión de unos meses más para que se unan, pero aun no se sabe con ciencia cierta por qué no se ha concretado esta unión.

Fiat tiene la intención de adquirir Chrysler a finales del 2014, y antes de que eso suceda no habrá tiempo de unirse a Mazda. Por el momento sólo existe un acuerdo para fabricar el MX-5 que será la base para el Alfa Romeo Spider.

No habría una locura o gran competencia en ventas, ya que el cliente de Mazda es muy distinto al de Fiat, pero sí se ve una rivalidad con el Alfa Romeo.

Mazda tiene como proyecto en Europa el Mazda 2, donde ya hay una gran expectativa y sería una buena maniobra de colaboración entre Mazda y Fiat. Para entonces el Grupo Fiat será conocido en el mercado a nivel global llenando la cuota del mercado automovilístico en todos los continentes.

Mazda, con sede en Hiroshima, vende una cantidad que ronda el millón de unidades anuales pero su problema es que depende mucho de su fábrica y del Yen, por lo tanto requiere un socio extranjero al mismo tiempo que pueda compartir plataformas para adecuar sus costes con el mercado automovilístico.

Fiat, por su parte, con el apoyo de Sergio Marchionne (su gerente general y llamado el resucitador) necesita aumentar sus ventas por unidades a más de 5 millones al año para que pueda garantizar su supervivencia a largo plazo y por lo tanto requiere un puesto en el mercado asiático donde aún no tiene nada ganado.

Desde que Luca Cordero di Montezemolo, en la Presidencia del grupo, nombró a Sergio Marchionne como Gerente General, todo en la Fiat cambió. Sergio Marchionne, un ingeniero comercial y abogado de 50 años cuya familia había emigrado a Canadá cuando tenía sólo 14 años, volvió a su patria a cambiar un ícono de la industria automovilística mundial.

Con la compra de Chrysler por parte de Fiat el grupo italiano duplicó su capacidad de producción alcanzando el conglomerado de marcas Fiat-Alfa Romeo-Lancia y Dodge-Jeep-Chrysler ventas superiores a los 5 millones de unidades anuales, aún por debajo, pero muy cerca de la capacidad de ventas mínima anual que Marchionne estima en 6 millones de autos para su estimación de los siete fabricantes a escala mundial que deberían permanecer en el largo plazo en una industria que actualmente presenta un exceso de capacidad productiva.

En la actualidad, Marchionne está negociando la adquisición de Opel con GM lo que lo dejaría por encima de su estimación de tamaño mínimo. Sin duda una corta historia muy exitosa para este “resucitador”.

Agrega un comentario

MÁS NOTAS